Miles de antílopes murieron misteriosamente en 10 días

Sorprendentemente unos 200.000 antílopes saiga murieron

Al principio del año 2.000 los antílopes saiga estuvieron a punto de extinción debido a la caza. Sin embargo, para 2015 el trabajo conjunto de gobiernos de la región, científicos y conservacionistas, permitió que la población de estos animales creciera a 300.000 ejemplares. 

“La estrategia de los saiga de hacer un gran esfuerzo para parir en un espacio limitado y en un período de 10 días tiene un costo”, dice Eric Morgan, profesor de parasitología veterinaria de la Universidad de Bristol, Reino Unido, y uno de los investigadores de la muerte de estos animales.

muertes-antilopes

                Fuente: ichef-1.bbci.co

“Este es un momento de mucho estrés fisiológico para las hembras, lo que las hace más propensas a tener enfermedades y muertes relacionadas con el parto; esto sin contar que el clima es poco fiable”. 

El experto cuenta que en la medida que se fueron juntando las hembras, se hicieron débiles y mostraban señales de descordinación, muriendo en cuestión de horas.

“Muy pronto, una gran área de cientos de kilómetros estaba llena de cadáveres, y los terneros les sieguieron después en decenas de miles”. Agregó Kock.

“El 80% de las hembras murieron en dos días”, contó en su momento a la BBC Steffen Zuther, dorector de la Asociación para la Conservación a la Biodiversidad en Kazajistán, (ACBK), quien supervisaba los partos en uno de los rebaños con miles de animales afectados.

El estudio liderado por Richard Kock y realizado con expertos de Instituto de Investigación para la Seguridad de problemas biológicos de Kazajistán, las Universidades de Bristol y Oxford, así como la Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la Agricultura, se dedicó a recoger muestras tanto del ambiente como de éstos antílopes mientras morían. 

“La causa inmediata de la muerte fue toxicidad por infección de una bacteria oportunista que se encuentra normalmente en el tracto respiratorio de los animales, la Pasteurella multocida”, señaló Kock.

También revizaron muertes en masa de otras especies, analizaron distintas composiciones de la vegetación en 2015 y construyeron modelos estadísticos para explorar los cambios de temperatura y precipitaciones en varios rangos temporales y escalas espaciales.

Además, analizaron varias muestras de una gran variedad de toxinas, así como otros agentes causantes de enfermedades, en caso de que alguna infección subyacente estuviera involucrada.

Hasta ahora, la evidencia apunta hacia una combinación de variación del clima a corto plazo y estrés fisiológico del parto, causando un efecto en cascada.

Los expertos aclaran que no hay evidencia de toxinas en el medio ambiente, otra infección subyacente o alguna influencia externa. Sin embargo, parece que no podremos ofrecer encontrar la solución; de hecho, es posible que con el cambio climático este tipo de eventos sean más comunes.     

Realizado por Mari Mendoza

Artículos de Interés:

suscríbete a Eco World

Suscríbete aquí para recibir información actualizada, noticias al día y temas de interés.

* indicates required
/ ( dd / mm )
() - (###) ###-####
08 dE diciembre dEl 2016
comments powered by Disqus